Alquile una Empresa

El concepto de Lean start up es importante a la hora de minimizar la inversión y el tiempo requerido para probar la viabilidad de una idea de negocios. El concepto lean se puede asociar al concepto de “desgrasado”. Hay que sacar todo lo que está de más y dejar sólo aquello que sea lo mínimo y lo necesario para validar la idea.

Yendo en ese camino un emprendedor, o un Freelancer, se puede preguntar si es necesario incorporar una empresa en las primeras etapas del proyecto. Esto es especialmente importante si uno vive en los confines latinoamericanos del mundo y está armando un proyecto para facturar a Estados Unidos o a Europa ¿En qué es preferible concentrar los recursos? Las opciones son la lucha contra la burocracia o la conquista de los nuevos mercados. Si la respuesta elegida es la segunda, entonces la idea de alquilar una compañía para poder facturar, hasta que se demuestre la viabilidad del proyecto, se vuelve una idea atractiva.

¿Cómo funciona?

Distintas empresas y distintas opciones en la misma empresa funcionan en formas diferentes.

El concepto es que tu alquilas una empresa. La empresa alquilada firmará un contrato con tu cliente y le emitirá facturas a su nombre. Luego le pagará a tus proveedores y te permitirá retirar tu ganancia.

Veamos el ejemplo de Winglio Shareholder Program: en este ejemplo, una vez que acumulaste un ingreso de 500 Euros, se te invita a formar parte del programa. Compras una acción preferencial de la compañía malaya de Winglio y te pagan tu beneficio acumulado en la empresa como dividendo en efectivo de dicha compañía.

Les dejo dos ejemplos de empresas que se alquilan para profundizar:

Winglio:


Rent a Company:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *